Yoga posparto con bebés

Cuando una mujer se convierte en madre, se entrega totalmente a la crianza de su bebé. Su cuerpo, su mente, sus emociones…giran alrededor de su hijo. 

En este momento tan vulnerable para ambos, en los que muchas veces las inseguridades aparecen en cada paso que damos, en que el cuerpo está aún volviendo a su estado normal, el poder estirarnos, respirar conscientemente, tener un espacio para nosotras, compartir y relajarse puede ser el mayor regalo que nos podamos hacer…y que hagamos por tanto a nuestra familia.

El Yoga Posparto nos ofrece los siguientes beneficios:

- Crea red. Al igual que durante el embarazo, el compartir este espacio/momento con mujeres que están en el mismo proceso, ayuda a normalizar, a encontrar apoyos, a sentirte más segura y confiada.

- Tu cuerpo, que sostiene a tu bebé todas las horas del mundo, descansará mejor, se recuperará antes, se oxigenará y te sentirás más descansada y energetizada. Tanto tu pelvis, que ha sufrido grandes cambios durante el embarazo, tu suelo pélvcio, tu columna, tus hombros…se beneficiará del ejercicio moderado y totalmente específico para este momento de tu vida. El realizar ejercicio de manera habitual previene la depresión posparto (Norman el al. 2010)

- Un bebé demanda mucho de su madre… lo demanda todo. Sentir como respetando sus ritmos también puedes cuidarte a ti misma y como conectando con tus necesidades vas a poder atenderle mejor, es una herramienta que te ayudará a transitar por la crianza con serenidad y confianza.

 

IMPARTE: Carmen Koetsenruijter (686 39 13 52) VER PERFIIL

HORARIO: Jueves de 11:45-13:15